No hay ningún otro sitio en el mundo para la práctica del parapente más impresionante que las montañas Karakoram.El tamaño de estos gigantes es poco menos que indescriptible, no en vano son las cumbres del planeta. Están muy lejos y allí hace mucho frío... Por estas razones suponen una aventura sin igual para los aficionados al parapente.